Mi?rcoles, 13 de junio de 2012

...muuchas, pero muchas...muchas". 

Sin embargo ese lazo no siempre es eterno, y si en algún momento se llega a romper; duele...y duele demasiado. 
Esto último ocurre por las ilusiones que nos forjamos en nuestra mente. 
Por lo que intuyo que si estuviésemos aún en la etapa animal y primitiva, seguramente no pasaríamos tanto sufrimiento y de inmediato estaríamos buscando unirnos a un nuevo ser (en este último caso, animal).
Pero todo o nada es absoluto...como tampoco relativo.
Jorge Horacio Richino.

Publicado por Gheoaleg @ 1:15
Comentarios (0)
Comentarios