Viernes, 01 de junio de 2012

El título de este artículo es algo que me viene a la mente porque así me lo ha repetido en diversas oportunidades una persona adepta a esta técnica (una forma de imposición de manos que intenta liberar los "nublamientos espirituales" que afectan a determinados seres humanos). Un poco -debo confesar- me "hace ruido" escucharla a menudo; como que las personas aludidas "chicas de Johrei" fuesen algo así como semidioses o algo parecido.

De todas formas voy a proporcionar aquí, algunos conceptos que pueden dar una idea de lo que significa esta técnica creada por Meishu-Sama:

Johrei es una técnica de imposición de manos creada por Meishu-Sama (Mokichi Okada); es un modo de manifestar el poder y la voluntad del Supremo o Dios y que estaría destinada a eliminar los "nublamientos espirituales" generados por acciones negativas, palabras y/o pensamientos. Para sus adeptos, este método puede ser compartido e intercambiado por cualquier persona sin importar su religión o creencias.

El tiempo de una sesión de Johrei es normalmente de quince minutos. Según el caso o la necesidad su duración puede ser más prolongada. A la persona que dice transmitir la "Luz Divina" se le llama transmisor, y la distancia entre él y la persona que recibe es -normalmente- de treinta centímetros a un metro. Cuando se comienza con dichas sesiones, el Johrei es transmitido en la parte frontal de receptor y luego en la espalda.

Aquellos que hayan recibido Johrei hasta haber experimentado un resultado y concluido la capacitación de formación de "nuevos miembros", se les otorgará mediante una ceremonia el "Sagrado Punto Focal", Ohikari, que les permitirá transmitir Johrei a cualquier persona, en cualquier momento y lugar.

En Japón el Johrei ha despertado el interés de algunos científicos, principalmente de aquellos que investigan las células NK (natural killer cells), células aniquiladoras naturales del sistema inmunológico que tienen la capacidad de indentificar las células desordenadas como las cancerígenas, y actuar sobre ellas en forma extremadamente hábil.

El interés de ciertos especialistas y científicos por esta práctica, aviva la esperanza de que en el futuro los resultados del "Jhorei", quizás, sean comprobados cientificamente y toda la humanidad pueda conocerlos y eventualmente beneficiarse con ellos; según lo afirmara Mokichi Okada en sus enseñanzas.


Publicado por Gheoaleg @ 22:07
Comentarios (0)
Comentarios